Luis 聲gel Casas


Luis 聲gel Casas.
(Cuba, 1928-) Poeta, cuentista y novelista.



DATOS DEL AUTOR:

Candidato al Premio N鏏el de Literatura, propuesto por la Tertulia Cubana, de Houston, Texas, por la Chicago State University y otras instituciones, y oficialmente aceptado por la Academia Sueca.

Autor de una extensa obra po彋ica y narrativa que ha venido public嫕dose en varios volmenes desde hace m嫳 de medio siglo.
A esa obra pertenecen, entre otros muchos, los siguientes t癃ulos: La tiniebla infinita (sonetos, M憖ico, 1948), con pr鏊ogo de Enrique Gonz嫮ez Mart璯ez); Pepe del Mar y otros poemas (La Habana, 1950);

Trece cuentos nerviosos (La Habana, 1954); El Genio Burl鏮 y otros poemas (La Habana, 1959); Los msicos de la muerte (novela hist鏎ico-filos鏹ica, Miami, 1989); Trece cuentos nerviosos -
Narraciones burlescas y diab鏊icas (Ediciones Universal, Miami-Barcelona, 1990); La palabra po彋ica (discurso de ingreso en la Academia Cubana de la Lengua, 70 octavas reales, La Habana, 1965.Primera edici鏮: Miami, 1991) Cuentos para la medianoche (Ediciones Universal, Miami, 1992); El Mes燰s o La epopeya de los tiempos (poema 廧ico-l甏ico en cuatro cantos y 109 octavas reales, La Habana, 1961. Primera edici鏮: Nueva York, 1998, en Tercer Milenio, de la serie Poes燰s de la Colecci鏮 Salesiana).

Entre sus m嫳 famosos poemas descuellan Pepe del Mar, considerado la poes燰 m嫳 musical de la pasada centuria, y El olivo, llamado en su momento el poema del siglo. De La palabra po彋ica, su discurso en verso, se afirma que constituye la m嫳 apasionada defensa de la cultura occidental. De La epopeya de los tiempos, su obra po彋ica mayor y de m嫳 sostenido aliento, se ha dicho que es Patrimonio de la Cristiandad y la obra cumbre del siglo XX. Su editor, el P. Jos Luis Ros, expresa: Fue una experiencia editorial que no olvidar nunca. Y pido al Se隳r que se extienda por todo el mundo y permanezca muchos siglos en el acervo cultural de la humanidad

Creador de la rima potencial, y autor de la nica versi鏮 r癃mica de El Cuervo, de Poe, y de la nica versi鏮 hom鏹ona de Las Campanas, tambi幯 de Poe, que se ten燰n por imposibles de lograr.

Creador del hex嫥etro perfecto en espa隳l. Considerado uno de los narradores m嫳 originales, esc幯icos e imaginativos de todos los tiempos. Precursor de Borges. Ha sido nombrado miembro de la Academia Cubana de la Lengua, en 1965, de cuya Directiva form parte, en calidad de Secretario, durante doce a隳s consecutivos; miembro de la Real Academia Espa隳la, por votaci鏮 secreta y un嫕ime, en 1970; de la Academia Internacional de Letras, Ciencias y Artes (N嫚oles, Italia), en 1972, y de la Academia Norteamericana de la Lengua Espa隳la, en 1979.

El chacal que alla sin cesar

Luis 聲gel Casas es un hombre que nos coloca casi siempre frente a la disyuntiva de si es real o viene de otro siglo, un hombre con un coraz鏮 abierto a la asimilaci鏮 est彋ica de casi todas las corrientes literarias, hecho este que se vislumbra al leer su obra tanto po彋ica como narrativa.
En la poes燰 de Luis 聲gel se advierte un lirismo 廧ico que nos transporta hacia los tiempos idos, hacia las grandes epopeyas de la humanidad y nos aviva el deseo de ser h廨oes:

,h, c鏔o llegar hasta el buqueyo, solo, en la roca desierta!
,h, c鏔o llegar si se hab燰 parado la Hora en mi puerta!
Y t, de azucenas y lirios vestida en el fnebre barco!
︳ yo, ya sin rostro ni espejo, aqu, junto al hueco de un marco!

(1), hay tambi幯 una melancol燰 sublime que nos hace recordar a los poetas de anta隳, esos a los que siempre se recurre para enamorar o para llorar, o simplemente para disfrutar m嫳 a plenitud de la tarde, del sol, de la lluvia:

Mas si la vida es una llaga,
Y si esa llaga es un dolor,
Al癉iame la vida, amiga y maga:
,l癉iame la llaga con tu amor!

(2) Otra particularidad del discurso po彋ico de este hombre es la paradoja que establece entre los dos rivales m嫳 antag鏮icos de la humanidad: el binomio VIDA & MUERTE porque despu廥 de haber le獮o gran parte de la obra de Luis 聲gel, casi me atrever燰 a asegurar que 幨 tiene un pacto secreto con la muerte, creo que es el nico mortal que ha jugado con ella desde ni隳 y se la ha sentado en las rodillas, y por ello la muerte le ha permitido que la convierta en protagonista de casi toda su obra, y nos la describa como realmente es: un revoltijo espeluznante de pavor y dulzura, de goce y crueldad, una mezcla ambivalente de claroscuros esparcidos por el lienzo amargo que es la vida, esta vida que irremediablemente conlleva a la muerte y que a decir de Luis 聲gel en uno de sus cuentos magistrales:
La vieja y el gato (De su libro Trece Cuentos Nerviosos, Miami, 1990) Hay, en nuestro mundo interior, en lo m嫳 rec鏮dito de ese mundo, un paraje singularmente espeluznante y desolado.
Nosotros lo conocemos muy bien; pero no queremos recordar sus pinos quejumbrosos, sus 嫫boles secos a pesar de la constante lluvia, su niebla inm镽il a pesar del viento, sus f彋idos pantanos donde alimenta sus ra獳es el principio de destrucci鏮, todo ello iluminado por una luna de tenue luz fatua, como nunca se ha visto en el cielo de la vida.
Y ese paraje singularmente espeluznante y desolado, que se halla en lo m嫳 rec鏮dito de nuestro mundo interior, es el sentimiento y el conocimiento de la muerte, la certidumbre de la nada, la angustia, el vac甐 que tratamos de llenar con el disimulo que son todos nuestros actos de extraversi鏮.

Nos pasamos la vida destruyendo y destruy幯donos, y arrojamos los escombros al fondo del abismo, para no verlos m嫳; pero all permanecen, esper嫕donos, porque algn d燰, tarde o temprano, tambi幯 caeremos al abismo, convertidos en escombros.
El Se隳r Astur Morsella, prologuista de otro de los libros m嫳 le獮os de Luis 聲gel y para mi el mejor de toda la obra escrita de este autor: (Cuentos para la Medianoche, Miami, 1992) sostiene que m嫳 que un libro es algo as como un espejo que refleja el dolor de estar vivo entre los muertos, hecho curioso porque el que ha tenido la oportunidad de tratar con el autor se da cuenta que 幨 viene como del m嫳 all, viene de un mundo raro que no conocemos, y nos habla en lenguaje extra隳, en c鏚igos que no todos suelen o pueden descifrar, el amor le abunda por los poros , pero su mirada penetrante se nos cuela hasta en lo m嫳 profundo de nuestras almas, donde 幨 traduce en idioma musical todo lo que recoge de nosotros los humanos, alguien piensa que es una reencarnaci鏮, no voy a ponerme a especular en este art獳ulo, en qui幯 ha venido reencarnado, lo importante, lo sublime, lo m墔ico es que este hombre, este genio, este chacal siga aullando sin cesar.

Haga clic aqu para ver sus obras

OBRA PO仈ICA DE LUIS 篾GEL CASAS.